La realización de una reforma sostenible es algo a lo que se suman cada vez más constructoras. Se trata de la mejora del interior y exterior para favorecer la eficiencia de la vivienda o edificio. No solo se gana en el ahorro del gasto energético, sino que se colabora en el mantenimiento del medio ambiente.

5 Claves para tu reforma sostenible

Reutilización y nuevos materiales: Intentar mantener elementos de la construcción original restaurándolos. Utilización de materiales no tan contaminantes y no tóxicos.

El diseño no sufrirá cambios: Realizar una reforma sostenible no implica cambios drásticos en el diseño de tu inmueble. Hoy en día, todo está lo suficientemente avanzado para que puedas contar con un diseño interior saludable y a la vez con el estilo que se desee.

Ahorro energético y económico: Estos dos apartados van juntos de la mano. Tu reforma sostenible no solo te servirá para conseguir una mayor eficiencia energética, sino que a la larga tus costes se verán reducidos por la menor inversión que conllevarán los suministros de agua, calefacción y climatización.

Se trata de una tendencia al alza: Los proyectos de sostenibilidad son una tendencia que se abre camino a pasos agigantados en nuestra sociedad. Se trata de un modelo en expansión y del que se espera un crecimiento exponencial en los años venideros. Por eso, apostar por una reforma sostenible es una manera de asegurar el futuro de tu inmueble de cara a posibles revisiones o rehabilitaciones.

No gastarás mucho más: No te vuelvas loco haciendo cuentas. Si bien es cierto que el precio de una reforma sostenible puede ser superior al de una tradicional, la diferencia no es excesiva. Además, tal como te comentábamos más arriba, las nuevas técnicas arquitectónicas se enfocan al ahorro energético y, por ende, al económico. Antes de que te des cuenta, tu inversión se habrá amortizado.

Si tienes dudas o quieres que nosotros realicemos una reforma, por favor contacta con nosotros.