La intervención se centra en la consolidación estructural de la planta baja, la rehabilitación de las fachadas y la impermeabilización de la cubierta plana del edificio.